El Agua de Valencia es un cocktail tradicional de nuestra tierra. Una bebida muy refrescante que se caracteriza por tener un sabor muy especial que gusta a todo el mundo que lo prueba. Cuenta la leyenda que el nacimiento del Agua de Valencia tuvo lugar en los años 60.

Esto ocurrió en la Cervecería Madrid de Valencia donde habitualmente paraban un grupo de viajeros y siempre tomaban la misma bebida. Pidieron al propietario que les sorprendiera con algo diferente. Éste les preparó un cocktail novedoso y original que eran unas copas con lo que hoy conocemos como de Agua de Valencia. Durante unos años la bebida fue solamente conocida por los clientes más habituales de la Cervecería Madrid, pero en los años 70 se volvió más popular, siendo hoy en día una de las bebidas más características y populares de la noche valenciana.

Lo primero que necesitamos para hacer agua de Valencia es hacer un buen zumo de naranja de forma natural. Debemos llenar el 33% de una jarra con el zumo que hemos preparado y añadir un 16% de ginebra y otro 16% de vodka. Por último, incorporamos un 33% de cava o champagne, movemos suavemente y dejamos que repose en la nevera durante aproximadamente una hora antes de servir. Si se desea se puede añadir azúcar al gusto y también algunas rodajas de naranja.

El Agua de Valencia mejora tras un tiempo en reposo, ya que así conseguimos que se integren sus aromas y sabores.

A la hora de servirlo, lo haremos en una jarra grande junto con copas de champán para que cada uno se sirva lo que quiera.